La revolución de 1917




 La revolución de 1917 se inicia el 13 de agosto de 1917 con la proclamación de la Huelga General Revolucionaria. Esta huelga es el detonante en España del movimiento revolucionario  bolchevique. La Revolución de Octubre de 1917 en San Petersburgo, que terminó con la Monarquía Zarista.  Así nació  la Unión de República Socialistas Soviéticas (URSS):



Inicio de la revolución de 1917

La Revolución de 1917 en España se inicia con numerosas huelgas. Todas muy bien coordinadas en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia y Bilbao.  Los revolucionarios fueronespecialmente violentos en Madrid y en el medio rural.

A comienzos de 1917 los síntomas de la economía española hacían presagiar lo que se iba a producir meses más tarde. Una floja cosecha de trigo y la crisis industrial, hacen que se produzcan enfrentamientos revolucionarios en la base social agrícola e industrial de España. El aumento de precios durante los primeros meses de 1917 fue desproporcionada.

La batalla de Vedún parecía indicar falsamente final de la Gran Guerra y el miedo a la pérdidas de pedidos industriales acrecentaba la recesión económica. Para completar el panorama, el 15 de marzo, abdica el Zar en Rusia y se inicia la etapa burguesa de Kerenski, que terminaría desembocando en la revolución de los soviet en octubre.

PSOE y CNT inician la agitación social 

El PSOE y la CNT lo tuvieron fácil gracias al desprestigio del gobierno del conservador Eduardo Dato. El gobierno era incapaz de dar respuesta adecuada al clima de desorden y enfrentamiento motivados por las huelgas revolucionarias organizadas por los agitadores socialistas y anarquistas.

La detenciones fueron numerosas en agosto de 1917

Los sindicatos militares, organizados en las Juntas de Defensa, también tuvieron influencia en el movimiento revolucionario. Estas organizaciones reclamaban mejores condiciones económicas y cambios en el sistema de ascensos en el Ejército y la Armada. Los cuarteles estaban muy infiltrados por los activistas socialistas y había un estado evidente de insubordinación.



Enfrentamientos entre revolucionarios y el ejército en agosto de 1917

Para terminar de cuadrar el ambiente revolucionario, la situación social de obreros y campesinos era muy penosa. En tal estado de cosas, fundamentalmente los dirigentes del PSOE y ciertos sectores anarquistas, influidos ya unos y otros de una nítida tendencia hacia las soluciones de carácter revolucionario, tal y como se venían propugnando en Rusia, creen llegado el momento de dar el paso definitivo y lo hacen a través de las huelgas parciales y sectoriales que concluyen en la proclamación de la huelga General Revolucionaria en toda España.




El marxista Pablo Iglesias apoya la revolución de 1917

El PSOE apoya la huelga general revolucionaria. Su fundador y dirigente, Pablo Iglesias, defensor del marxismo puro, la lucha de clases, el Manifiesto Comunista, la dictadura del proletariado, la destrucción de la Iglesia, el Ejército, los Jueces, etc. , no tuvo reparos en apoyar la huelga general revolucionaria en medio de un clima de crisis y de crispación social casi sin precedentes .

Las tropas en la calle en la Revolución de Agosto de 1917

Lo relevante y peculiar de este movimiento no son los fines laborales, ni mucho menos, sino claramente políticos, pues no es el de 1917 un movimiento reivindicativo de origen y finalidad social, sino que bajo tal apariencia sus fines son la toma del poder, el derrocamiento del régimen monárquico y su sustitución por otro de claro matiz revolucionario.

La cronología de la revolución de 1917

El 27 Marzo 1917, se publica un manifiesto de socialistas, anarquistas, las Juntas Militares de Defensa y los catalanistas de Cambó. En la proclama firmada por sus líderes y distribuida por toda la nación se dice textualmente que el objetivo de todos los paros, manifestaciones y enfrentamientos es:

“…la constitución de un Gobierno provisional que asuma los poderes ejecutivos y moderador, la elección de Cortes constituyentes….. y en definitiva, el cambio completo de régimen….”

Se trataba de destruir el sistema legalmente establecido, es decir, la Monarquía.  La violencia y la presión en la calle, instaurarían otro sistema distinto. El movimiento tenía un claro matiz revolucionario y bolchevique. En Rusia ocurrió lo mismo dos meses después.



Comité de Huelga de la revolución de 1917

19 Julio 1917. Se disuelve la Asamblea de parlamentarios. Se detiene al comité de Huelga (Saborit, Besteiro, Largo Caballero y Anguiano). Otros dirigentes republicanos como Leroux se escondían y huían fuera de España. Los catalanistas de Cambó se arrugaron y cínicamente condenaron a anarquistas y socialistas.

13 Agosto 1917. Huelga general en toda España.

17 de Agosto de 1917 está controlada la situación. Las fuerzas de seguridad y del Ejército devolvieron la calle a la legalidad vigente.  Es verdad que la mayoría de la población no secundó las huelgas e, incluso, algunos grupos de jóvenes “mauristas” se organizaron en torno a José Calvo Sotelo. Éste iría adquiriendo gran importancia con el paso de los años, oponiéndose abiertamente a los huelguistas y colaborando de manera activa en impedir el colapso total de los servicios públicos y de suministro de artículos de primera necesidad, reventando la eficacia de los paros obreros de transportes y abastecimientos en alguna que otra ciudad. El gobierno actuó con celeridad y los dirigentes del comité de huelga entraron en la cárcel.

Anguiano, Largo Caballero, Besteiro y Saborit, acabaron en la carcel



Resultados de la revolución de 1917

El balance de este organizado levantamiento revolucionario fueron 100 muertos de los cuales una treintena lo fueron en Barcelona, catorce en Madrid y cerca de veinticinco en Bilbao. Son detenidos y condenados a cadena perpetua sus líderes más destacados , aunque como tantas otra veces, indultados más tarde por el siguiente Gobierno.

Los socialistas Julián Besteiro, Anguiano, Saborit y Francisco LargoLenin Caballero tuvieron un debut político no muy deseable. Sus argumentos no estaban basados en el diálogo, la tolerancia y el respeto a la legalidad. Sus métodos revolucionarios  justificaron  la violencia.  Esta actitud revolucionaria permanecería en los dirigentes del PSOE incluso tras la caída de la Monarquía en 1931.

En Rusia, en octubre del mismo año, sí triunfa el movimiento revolucionario de Lenin . Tras una sangrienta guerra civil, los bolcheviques toma el poder y seguirán después de sangrientas purgas. Brutal fueron las persecuciones a sus enemigos, adversarios o simplemente ciudadanos. Simplemente por no tener su filiación política.

Así  se convertiría  Rusia en la URSS y en la cuna de la dictadura del proletariado



El estado amnistió a los dirigentes de la revolución de 1917

Noviembre 1917. Campaña a favor de amnistía de los revolucionarios. Fueron elegidos concejales por Madrid los 4 miembros del comité de huelga. 

Febrero 1918. Disolución de las Cortes y convocatoria de elecciones. Intensa campaña a favor de amnistía de los revolucionarios. El sistema constitucional sirvió para burlar la acción de la justicia.

El sistema trató con benevolencia a los revolucionarios (anarquistas, socialistas, catalanistas y republicanos), pero no se integraron en el sistema. El nuevo parlamento queda repleto de grupúsculos políticos. Obtuvieron actas de diputados Indalecio Prieto y los cuatro miembros del PSOE del Comité organizador de la Revolución de 1917.  Indalecio Prieto por Bilbao, Besteiro por Madrid, Anguiano por Valencia, Saborit por Asturias y Largo Caballero por Barcelona.

La paradoja convirtió  al sistema parlamentario español en una forma peculiar de gobierno. Los presos de un día, serán diputados al siguiente y viceversa.

Las acciones revolucionaras continuaron en 1918 . En España proliferaron las huelgas.   Tienen lugar las huelgas de panaderos de Madrid y sobre todo la de funcionarios de Correos y Telégrafos. El Gobierno disolvió  este cuerpo de funcionarios. Durante días  España no tuvo sus comunicaciones operativas.  Esta decisión sería luego revocada por el nuevo Gobierno.

Tranvía vigilado por el ejército en las calle de Madrid