Motín de la Granja




El 12 de agosto de 1836 tuvo lugar un hecho relevante que muestra la situación real de la monarquía en aquel momento: la rebelión de los sargentos contra la Reina Regente María Cristina; es le famoso Motín de la Granja. La Regente se encontraba de veraneo en el Palacio de la Granja de San Ildefonso, cuando un grupo de sargentos del 2º Regimiento de la Guardia Real, después de entrar en los aposentos reales. Los sargentos amenazaron a la regente con matar a su amante (Muñoz). Exigieron restaurar  la “pepa” , la constitución de 1818 y derogar el Estatuto Real de 1834. Larra escribió , “..aquí yace el trono de España; nació con el reinado de Isabel la Católica y murió en la Granja de un aire colado”

María Cristina obligada a firmar el cambio de constitución




Consecuencia del Motín de la Granja

Parece que consecuencia del Motín de la Granja  la Reina Gobernadora , se sintió presa de su María Cristina es obligada a proclamar la constitución de 1812propia guardia personal.  Sin dudarlo un momento capituló y dictó un Real Decreto en el que ordenó la publicación de la Constitución de 1812.

Fueron reunidas rápidamente las Cortes Españolas para ratificar dicho decreto. Al día siguiente, es nombrado Presidente del Consejo el progresista liberal José María Calatrava , que restituye a Mendizabal como Ministro de Hacienda

 

Los progresistas, agrupados alrededor de Mendizábal, no aceptaron el resultado de las urnas en las elecciones generales de julio de 1836 . Aproximadamente 2/3 de los votos fueron a la coalición gubernamental, 80 escaños frente a 56 de la oposición radical-Progresista. Pero los Progresistas no iban a aceptar estos resultados, alegando un posible pacto entre moderados y carlistas se dispusieron a romper el marco del Estatuto Real por la vía insurreccional; Mendizábal instigo el nuevo pronunciamiento militar. Iniciaron una serie de levantamientos en varias capitales de provincia, en Málaga el 25 de julio, que culminaron en el pronunciamiento progresista de la Granja.



Llega la Constitución de 1837

El resultado del Motín de la Granja fue la Constitución de 1837 . Diseñaba un sistema de “soberanía compartida”, un sistema constitucional y parlamentario al estilo europeo del momento , reconocía la “soberanía popular”, incluía una declaración de derechos individuales, establecía la libertad de imprenta, la tolerancia religiosa, el poder judicial y la milicia nacional tal como querían los progresistas, pero incluía también principios moderados como el sistema bicameral, el veto del monarca y el derecho de disolución. Fue pues, la primera Constitución claramente consensuada por los dos principales partidos española.

María Cristina y Mendizabal

Pero después de tanto pronunciamiento, la idea romántica conservadora dominaba la cultura política del momento y aunque los progresistas controlaban todos los aparatos del Estado (ayuntamientos, diputaciones, milicia nacional, cortes y ministerios) desde los días la revolución de la Granja, en las elecciones generales de septiembre de 1837, los progresistas perdieron las elecciones

Años más tarde y cuando Espartero exigió la regencia, con la amenaza de publicar las actas secretas de matrimonio de la madre de Isabel, ésta partió para el exilio de París. Espartero había sido premiado por la regente con los títulos de duque de la Victoria y Príncipe de Vergara, lo que no fue obstáculo para una nueva traición de los militares progresistas a la monarquía. En el momento de partir se despidió de Espartero con la frase, ” Te hice duque pero no he logrado hacerte caballero “ ; frase que encerraría una gran verdad porque apenas alejada María Cristina hizo públicas las actas del matrimonio secreto.




Isabel II con 11 años queda sola en la corte

María Cristina parte para el exilio de París en 1840.   Isabel con  11 años quedaba Isabel II a los 12 añosaislada de su madre. Ahora ya  Espartero y del resto de interesados en su manipulación to iban a tenetrmuy fácil. Creció en la soledad, la ignorancia y siempre prisionera de las camarillas de turno. El conde de Romanones se refiere a Isabel II de este modo:

“A los diez años Isabel resultaba ‘atrasada’, apenas si sabía leer con rapidez, la forma de su letra era la propia de las mujeres del pueblo, de la aritmética sólo sabía sumar siempre que los sumandos fueran sencillos, su ortografía pésima. Odiaba la lectura, sus únicos entretenimientos eran los juguetes y los perritos. Por haber estado exclusivamente en manos de las camaristas ignoraba las reglas del buen comer, su comportamiento en la mesa era deplorable, y todas estas características, de algún modo, la acompañaron toda su vida.”

Todo esto adornado con un carácter muy temperamental, apasionado y de ardiente sensualidad; años más tarde llegaría Amadeo, la Gloriosa, la I República….los levantamiento Cantonales,….Pavía..etc.




Los liberales chantajean a María Cristina

Cuando murió Fernando VII, María Cristiana, su esposa, tenía veintisiete años de edad y quedó como regente del reino y de la pequeña Isabel II que tenía 3 años. A los dos meses del fallecimiento de Fernando VII se enamoró. El afortunado sería un capitán de su guardia, Agustín Fernando Muños Sánchez . Se casaron el 28 de diciembre de 1833 en absoluto secreto. Los que lo sabían llamaban a Fernando Muñoz , Fernando VIII.

Los amores de la Regente eran conocidos y comentados en Villa y Corte, donde  se hizo célebre la frase :

“La Regente es una dama casada en secreto y embarazada en público”.

Los liberales aprovechaban la ocasión para presionarla con su vida privada. Chantajeaban para obtener más concesiones para el liberalismo frente   a los carlistas.




Los 8 Muñoces : el lado oscuro de La Regente

La pareja tuvo ocho hijos , los carlistas aprovechaban las difíciles circunstancias de la Regente para atacarla. Se hizo famosa la siguiente coplilla: Clamaban los liberales//que la reina no paría//¡Y ha parido más muñoces”//que liberales había!

Vencedora contra los carlistas, pero presionada y derrotada por los progresistas, la madre de Isabel II se tendrá que encaminar al exilio:

El 12 de octubre de 1.840, a las ocho de la noche, se presentó María Cristina en el salón principal del palacio de Cervelón. Vestía espléndidamente, como años después haría su hija en similar circunstancia, leyó su renuncia a la regencia en presencia de la corte, el gobierno, el cuerpo diplomático, y de cuantas autoridades se encontraban en Valencia.

El 17 de octubre del mismo año  abrazó llorando a sus hijas doña Isabel II y doña Luisa Fernanda. Las niñas miraban atónitas sin comprender absolutamente nada de lo que estaba sucediendo. Embarcó en el vapor español Mercurio. Desde Marsella lanzó una proclama a los españoles manifestando que su renuncia había sido forzada. Desde París intrigó contra Espartero. Cuando fue derrocado hija Isabel II fue nombrada Reina aún en minoría de edad. Este es el resultado final del Motín de la Granja.



La gratitud de Isabel II

Isabel II concedió títulos nobiliarios a los 8 Muñoces y a su padre.

Agustín Fernando Muñoz y Sánchez, I Duque de Riánsares y I Marqués de San Agustín .

1º María Amparo Muñoz y de Borbón, Condesa de Vista Alegre (1834 – 1864)

2º María de los Milagros Muñoz y de Borbón, Marquesa de Castillejo (1835 – 1903)

3º Agustín Muñoz y de Borbón, Duque de Tarancón y Vizconde de Rostrollano (1837 – 1855)

4º Fernando Muñoz y de Borbón, Vizconde de la Alborada y Conde de Casa Muñoz; II Duque de Riánsares, II Duque de Tarancón y Vizconde de Rostrollano (1838 – 1910)

5º María Cristina Muñoz y de Borbón, Marquesa de la Isabela y Vizcondesa de la Dehesilla (1840 – 1921)

6º Juan Muñoz y de Borbón, Conde del Recuerdo y Vizconde de Villarrubio (1844 – 1863)

7º Antonio de Padua Muñoz y de Borbón (1842 – 1847)

8º  José Muñoz y de Borbón, Conde de Gracia y Vizconde de la Arboleda (1846 – 1863)